Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Primer Domingo de Cuaresma - Ciclo C

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Al comenzar nuestro peregrinaje cuaresmal, presentamos nuestras necesidades, y las necesidades del mundo, ante el Trono de Dios.

Diácono / Lector:

Para que a través del ministerio de la Iglesia, la gente de todas las naciones profesen que Jesús es el Señor, roguemos al Señor...

Para que los gobiernos alberguen la justicia reconociendo que Dios es supremo sobre toda ley y actividad humana, roguemos al Señor...

Por la fuerza para resistir las tentaciones de discriminar en contra el pobre, los inmigrantes, los ancianos, y los no nacidos, roguemos al Señor...

Por todos los que se encuentran enfermos, para que el amor de Dios los proteja, los cuide y les dé salud y fuerza, roguemos al Señor...

Para que todos los que han fallecido puedan ser purificados de todo pecado y bendecidos con la visión eterna de Dios, roguemos al Señor...

Celebrante:
Padre,
nuestra fuente de fuerza en cada tentación,
escucha nuestras peticiones.
Concédenos que en todas nuestras necesidades,
podamos profesar siempre que Jesús es el Señor,
quien vive y reina por los siglos de los siglos. Amen.

Adiciones para el boletín:
 

Cuaresma y Vida

"Año tras año nos das este tiempo gozoso en el que nos preparamos para celebrar el misterio pascual con mentes y corazones renovados". (Prefacio 1 de Cuaresma) El propósito de la Cuaresma está expresado sucintamente por este prefacio. Los Catecúmenos se preparan para el bautismo en el Misterio Pascual. A los fieles se les recuerda de su bautismo, y renovarán sus Promesas Bautismales en la liturgia de la Pascua. El Bautismo nos inicia en la vida eterna que Cristo nos da. Los bautizados son hijos e hijas de Dios y son miembros de la Iglesia, del Pueblo de la Vida.

Las opciones de los bautizados, por tanto, toman cuerpo en su nueva identidad (ver Rom. 6,6; Ef. 4, 17-24). Cristo llama a la Samaritana a arrepentirse al ella aceptar las aguas de la nueva vida (ver Jn 4:15-24). El arrepentimiento cuaresmal es necesario para que el pueblo de Dios pueda, más profundamente, convertirse en lo que es. Están llamados a ver sus pecados con más claridad. Es por esto, que el bautismo es conocido como “iluminación.”
Quien recorre el camino Cuaresmal está llamado a estar más alerta sobre los ataques que tienen lugar a su alrededor contra la vida humana y la dignidad. El pueblo de la vida está llamado a rechazar el pecado y todas las obras del demonio y sus vanas promesas (Renovación de las Promesas Bautismales, Liturgia de la Pascua). Las mentalidades “pro-elección” y de “derecho a morir” son dos de esas vanas promesas que son firmemente rechazadas por los bautizados. Un rechazo firme de esas posiciones es integral al arrepentimiento. La Cuaresma es el tiempo perfecto para que llamemos a nuestras congregaciones a un entendimiento más claro de por qué esto es verdad, y de llevarlos hacia una afirmación más profunda de la vida, tanto natural como eterna, en la celebración del Misterio Pascual.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Dt 26:4-10
Rom 10:8-13
Lc 4:1-13

Los temas de la Cuaresma proporcionar grandes oportunidades para predicar sobre la santidad de la vida y la tragedia del aborto.

El tiempo de Cuaresma prepara a los fieles, a través de un énfasis especial en la penitencia, a celebrar el Misterio Pascual y renovar los votos de su bautismo. También es un tiempo de preparación final de los catecúmenos para recibir la nueva vida en el agua y el Espíritu Santo. Este doble significado de la Cuaresma incorpora e ilumina por qué la Iglesia es pro-vida y proporciona una forma consistente de predicación litúrgica sobre eso a lo largo de esta época del año.

Las dinámicas del bautismo son de vida, de acogida, y de responsabilidad mutua. El bautismo nos sumerge en la muerte y resurrección de Cristo, mediante el cual la muerte en todas sus formas es destruida. Además, la elección soberana de Dios es el primer paso en el proceso. El nos ha elegido, y ha elegido a nuestros hermanos y hermanas en la familia de la Iglesia, que se produce a través del bautismo. Así sabemos que tenemos la responsabilidad no sólo para aquellos que "elegimos", pero para los que Dios decide confiar a nuestro cuidado.

La preparación penitencial para el bautismo -- ya sea para su recepción o renovación -- es necesaria precisamente porque la dinámica del pecado nos lleva a exaltar nuestras propias "decisiones" por encima de las exigencias morales de la justicia y la caridad. Además, el pecado oscurece nuestro juicio sobre la dignidad y los derechos de los demás y nos hace a todos muy dispuestos a pasarlo por alto. Por tanto, el sacramento por el cual llegamos a ser hermanos y hermanas en Un Cuerpo es también sacramento de "iluminación".

Las tentaciones de Jesús, resumidas en el pasaje evangélico de hoy, también resumen las nuestras. Vivir solamente de pan  implicaría que los desafíos económicos de tener un hijo van a ser más determinantes que el valor de ese niño. Adorar a cualquier persona que no sea el Señor, nuestro Dios implicaría que finalmente nuestra voluntad es más importante que la de Dios. Por último, el no confiar solo en el Señor, y en su designio para nuestro futuro, nos puede llevar a recurrir a actos violentos como el aborto para tratar de controlar ese futuro o superar un obstáculo en la forma en que pensamos que debería suceder.

La forma de penitencia Cuaresmal se deriva de la lucha contra estas tentaciones, y de fomentar una dependencia más pura y confiada en Dios. Esto es lo que también construye una cultura de vida.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org