Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

15º domingo de tiempo ordinario - Ciclo C

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: Dios ha reconciliado todo en Cristo. Esto nos da la confianza de presentar 
nuestras peticiones ante El. 

Diácono/Lector:

Para que la Iglesia siempre haga el llamado a la gente de vivir de manera concreta el gran mandamiento del amor, roguemos al Señor... 

Para que los líderes mundiales reconozcan a Cristo, por quien todas las naciones y gentes existen, roguemos al Señor... 

Para que las leyes protejan la institución del matrimonio, creado por Dios como la unión entre un hombre y una mujer, roguemos al Señor... 

Para que podamos ser buenos Samaritanos hacia todos los que peligran de muerte, como los prisioneros bajo la pena capital, los desamparados que les faltan comida y un hogar, o para con los niños que van a ser abortados, roguemos al Señor... 

Para que todos lo que padezcan de alguna enfermedad sean confortados por la Gracia de Dios y la ayuda de Su gente, roguemos al Señor... 

Para que todos los que hayan fallecido puedan disfrutar de la paz y el descanso eterno, roguemos al Señor... 

Celebrante:

Padre, 
Tu palabra está cerca de nosotros, 
En nuestros corazones y nuestras bocas. 
Por esa misma Palabra, atiende nuestras súplicas 
y mantennos siempre fieles a Ti. 
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen. 

Adiciones para el boletín:
 

Ciencia y Ética

El Papa Benedicto XVI ha declarado, “Aun ahora siento el deber de afirmar que no todo lo que es científicamente posible es también éticamente licito. Cuando la Tecnología reduce el ser humano a objeto de experimentación, termina abandonando al sujeto débil a la arbitrariedad del fuerte. El ponerse ciegamente en manos de la tecnología como única garantía del progreso, sin ofrecer al mismo tiempo un código ético que penetre su raíz en la misma realidad bajo estudio y desarrollo, equivaldría a hacer violencia a la naturaleza humana con devastadoras consecuencias para todos. La contribución de los científicos es de primordial importancia. Junto al progreso de nuestra capacidad para dominar la naturaleza, los científicos deben también contribuir a ayudar a entender la profundidad de nuestra responsabilidad por el hombre y por la naturaleza que se le ha confiado” (Febrero 12, 2007 – Alocución al Congreso Internacional sobre la Ley Moral Natural).

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Dt 30:10-14
Col 1:15-20
Lc 10:25-37

Las lecturas de hoy ofrecen una base sólida para predicar sobre la llamada del pueblo de Dios a ser pueblo de vida y para tomar medidas concretas para defender la vida de los no nacidos.

Como dijo Moisés, la ley de Dios "no es demasiado misteriosa ni remota." A menudo las personas complican la enseñanza pro-vida de la Iglesia sin necesidad. En realidad, es simple. Estamos llamados a amar a la gente, no a matarla. "Ama a tu prójimo como a ti mismo", como indica el Evangelio. Parece que el maestro de la ley pensó que las enseñanzas eran "demasiado misteriosas y remotas."

Pero no lo son. "Ama a tu prójimo" no tiene distinciones, limitaciones o exclusiones. Incluye nuestro prójimo no nacido. Y amarlos "como a uno mismo" significa primero reconocerlos como una persona igual a usted. La mentalidad "pro-elección" es, en definitiva, otra forma más de prejuicio, esta vez dirigida a la gente todavía en el vientre.

Tanto la primera lectura, con la exhortación: "Usted sólo tiene que llevar a cabo", y el pasaje del Evangelio, con su mandato final: "Ve y haz tú lo mismo", nos llaman más allá de ser pro-vida en actitud a también ser pro-vida con nuestro comportamiento. No es suficiente "creer" que el aborto es malo, tenemos que intervenir por aquellos en peligro de ser abortados. El hombre que cayó en manos de ladrones, y estuvo en peligro de perder la vida, es también el feto. Muchos pasan por el camino y no hacer nada. Los dejan morir. El sacerdote y el levita conocían las palabras de Moisés en la primera lectura de hoy, sin embargo, no pudieron llevarlas a cabo.

La razón pudo haber sido  que ellos temían que fuera una trampa. Tal vez los ladrones estaban en la siguiente curva de la carretera de Jerusalén a Jericó, la cual había llegado a ser conocida como "El Pasaje Sangriento", y estaban listos para atacar a cualquiera que se detuviera a ayudar a la víctima. El error que el sacerdote y el levita cometieron fue preguntarse: "Si me detengo a ayudar a este hombre, ¿qué me va a pasar a mí?" El samaritano invierte la pregunta, y esto es lo que estamos llamados a hacer: "Si no me detengo a ayudar a este hombre, ¿qué le pasará?"Y así debemos preguntarnos con respecto a los no nacidos. Deje de contar el costo y calcular el riesgo para sí mismo; empiece a pensar en el riesgo que representa para ellos.

Toda nuestra actividad pro-vida brota de nuestra unión con Cristo. La segunda lectura de hoy es en realidad un comentario sobre las primeras palabras de la Biblia, "En el principio creó Dios..." Pablo nos muestra que este "principio" es Cristo. Él es la fuente y el fin de toda vida, de toda la creación. Estar con esto, entonces, es estar con la vida, y contra a todo lo que la destruye.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org