Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

16º domingo de tiempo ordinario - Ciclo C

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: Aunque estemos ansiosos por muchas cosas, El Señor nos invita a confiar en 
El y a presentarle nuestras necesidades.

Diácono/Lector:

Para que la Iglesia siempre proclame, fiel y gozosamente, la presencia de Cristo, nuestra esperanza de Gloria, roguemos al Señor... 

Para que los candidatos a puestos públicos busquen, sobre todo, llevar a cabo la gran labor de gobernabilidad, la cual es asegurar los derechos de la gente dados por Dios, comenzando con la misma vida, roguemos al Señor... 

Para que la hospitalidad llene las comunidades y nuestras familias, y conforme el camino que ofrezca una respuesta para los enfermos, los no nacidos, y toda la gente, roguemos al Señor...
 
Para que todos los que pertenecen a la Iglesia que dedican tiempo para la contemplación y la el recogimiento puedan fielmente responder a su llamado y perseverar en oración, roguemos al Señor... 

Para que los enfermos puedan encontrar la paz y el gozo en unir sus sufrimientos con los de Cristo por el bien de su Cuerpo, la Iglesia, roguemos al Señor... 

Para que todos los que han fallecido, puedan descansar en paz eternamente, roguemos al Señor... 

Celebrante:

Padre, 
Nos regocijamos en lo cercano que te mantienes a tu gente. 
Escucha nuestras oraciones, 
y danos la Gracia de servirte con gozo. 
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen. 

Adiciones para el boletín:
 

Compasión

La Iglesia ora por todos los que se han hecho abortos, y los acoge en el Sacramento de la Reconciliación. En www.priestsforlife.org/testimonies, usted puede leer, en sus propias palabras, las experiencias de mujeres y hombres que han perdido hijos a causa del aborto. Una mujer escribe, “Mi aborto fue muy doloroso, física y mentalmente. Me afectó de la peor manera; me sentí muy culpable. No podía mirar a los niños. Yo sé que no lo volveré a hacer. Le digo a otros cómo se siente y cómo me sentí después que lo hice y espero que ellos no hagan lo que yo hice. Esto me dio una visión totalmente diferente de la vida.

 

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Gn 18:01-10a
Col 1:24-28
Lc 10:38-42

La primera lectura y el evangelio de este fin de semana nos hablan de bienvenida y hospitalidad. En el ejercicio de acoger al otro, acogemos a Dios mismo. El Nuevo Testamento nos exhorta en varios pasajes a no dejar de ejercer la hospitalidad. La Carta a los Hebreos dice: "No se olviden de practicar la hospitalidad, porque por ella algunos hospedaron a ángeles sin saberlo" (Heb. 13:02).

La homilía de hoy puede señalar que "la hospitalidad" es algo más que una virtud natural o parte integral de las buenas costumbres. Hay una "hospitalidad" que va a lo más profundo de nuestra relación con Dios y con el prójimo. El ejemplo de Abraham, Sara, Marta y María nos señalan hoy  varias importantes verdades.
En primer lugar, la única respuesta adecuada a la persona humana es acogida, aceptación y amor. Esto comienza con la acogida que damos a nuestros propios hijos, nacidos y por nacer, y continúa en la estructura de la familia, la Iglesia y la sociedad para crear una comunión de amor y de servicio. La actitud de acogida, de la virtud de la hospitalidad, significa que le hacemos lugar al otro por lo que vale, no a causa de algún placer o conveniencia propia. (La frase "cada niño un niño deseado" es un lema de Planned Parenthood, pero como explica el psiquiatra Dr. Philip Ney, no es el no ser "deseado" lo que conduce a la salud psicológica, sino el ser "acogido." El ser "deseado" significa que atendemos las necesidades o deseos de los demás; ser “deseado” significa que hay lugar para nosotros por lo que somos y por la dignidad que poseemos, independientemente de lo que sucede en cualquier otro).

En segundo lugar, la oportunidad de acoger al otro viene en momentos que no esperamos. Siempre estamos viviendo en la comunidad de la familia humana, y tenemos que estar siempre preparados para responder a las necesidades de la otra persona. No sólo somos responsables de la gente que elegimos y planificamos. Somos responsables antes de elegir, simplemente porque todos los seres humanos son nuestros hermanos y hermanas. Como Juan Pablo II destacó en la Evangelium Vitae, el Creador nos ha confiado el cuidado de unos por los otros.
En tercer lugar, la hospitalidad y la acogida que extendemos a los demás es, de hecho, extendida al mismo Dios. Esto ocurre en las lecturas de hoy, y en muchos otros pasajes de las Escrituras, como la escena del juicio en Mateo 25.

En cuarto lugar, extender la bienvenida puede traernos sufrimiento y molestia - y esta es la oportunidad de vivir lo que St. Paul describe en la segunda lectura, unir nuestros sufrimientos a los de Cristo.

Pro-vida es una actitud de acogida; pro-elección es una actitud de rechazo. Los dos siguientes poemas muestran dramáticamente este contraste. Uno fue usado como una oración en una conferencia de abortistas que pertenecen a la Federación Nacional del Aborto, dirigiéndose al niño a ser abortado. El otro fue escrito por un activista pro-vida, también frente a un niño en peligro de aborto. Uno es el perfecto revés del otro.

Pasa Adelante

Copyright: diciembre de 1979
Por: RoseMarie

Ven, pasa por aquí, no visto
Ven, camina a través de las sombras de la vida
Te invito, te quiero, te necesito
No te regreses al vacio desconocido.

Entra en lo brillante
Rayito de sol, siente la suavidad de la nieve,
Mira el brillo intenso de las estrellas.

Corre por las arenas calientes
Del tiempo, con dedos gorditos color  de rosa,
Extiende los brazos querubín, inocente
Manos para atrapar mariposas, peces,
Gusanos, cachorros, todo lo agrade a tu corazón.

Crece en felicidad, amor, angustia, desesperación
Deja que la vida sea amable o cruel, no importa.

Pasa adelante, hay amor,
Deleite esperándote, observándote, esperándote
Acércate querido corazón.

Pasa adelante.

Oración usada en la Federación Nacional del Aborto

"Saludos, pequeño. Pequeña hermana, pequeño hermano,
Gran sabio ancestro.

Quieres venir a nuestra casa,
Tal vez piensas que seríamos buenos padres para ti ---
Bueno, la comida es escasa ahora ----
El invierno fue demasiado largo, y el verano muy caliente.

Tenemos demasiadas bocas que alimentar.
Mi marido ya trabaja demasiado duro.
No podemos abrirte nuestra casa ahora.
Vuelve a intentarlo más tarde, pequeño, o encuentra un mejor lugar.
Vete en paz ahora, vete en paz. "


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org