Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Primer Domingo de Cuaresma - Ciclo A

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: Como Cristianos, ponemos nuestra confianza en Dios. Conocedores de su amor por nosotros, le hacemos nuestras peticiones con confianza. 

Diácono / Lector: 

Para que el mensaje del Evangelio de salvación en Jesucristo toque a todas las personas en el mundo, roguemos al Señor... 

Para que los líderes mundiales no se dejen engañar de las promesas vacías del poder y la gloria temporal, sino que mantengan sus corazones enfocados en Dios, roguemos al Señor... 

Para que todos rechacen la tentación de "ser como dioses" que tienen poder sobre la vida humana, en lugar de aceptar y respetar la vida como un obsequio supremo del Creador, roguemos al Señor... 

Para que esta Cuaresma toque con gracia a nuestros parientes y amigos que ya no practican su fe y puedan regresar, roguemos al Señor... 

Por los pobres y destituidos, por los olvidados y los que no tienen empleo, y por todos los oprimidos, roguemos al Señor... 

Por los enfermos y moribundos, y por todos los que han sido llamados de esta vida, roguemos al Señor... 

Celebrante: 

Padre, 
Tu hijo Jesús nos enseñó 
como rechazar la tentación. 
Llénanos con tu Gracia para ser fieles a Ti 
en esta Cuaresma y en toda nuestra vida. 
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen. 
Adiciones para el boletín:
 

"Serán como dioses"

Esta tentación original, señalada en la primera lectura, fue la promesa de que lo que estaba bien y lo qué estaba mal dependería de nosotros, que nosotros podríamos escribir nuestra propia ley moral. Eso es lo que el "árbol de la ciencia del bien y el mal" significaba, y por qué Adán y Eva no podían comer de él. Todos estamos llamados a distinguir el bien del mal, pero no a decidirlo. El pensar que podemos decidirlo es el error de la mentalidad "pro-elección". "Todo depende de mí y de mi elección, aunque esto signifique matar a un bebé." En cambio, en la cultura de la vida, vivimos en la libertad de los hijos de Dios, y modelamos nuestras vidas en la obediencia de Jesús que conduce a la vida eterna.

 

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 
Gn 2:7-9; 3:1-7
Rom 5:12-19 or 5:12, 17-19
Mt 4:1-11

Cada una de las lecturas de hoy, en el poderoso contexto que representa el comienzo de la Cuaresma, confirma el hecho de que Dios es el Señor de nuestras elecciones y que la libertad se encuentra en la obediencia. Esto afecta de lleno a la cultura de la muerte, que pone la elección por encima de la vida y sostiene que una elección está validada no tanto por lo que se elige sino más bien por el hecho de que se está haciendo una elección.

Esta tentación original, descrita en la primera lectura, fue una promesa de que lo que estaba bien y lo que estaba mal iba a quedar a nuestro albedrío; de que podríamos escribir nuestras propias leyes morales. Eso es lo que significaba el “árbol del conocimiento del bien y del mal”, y la razón por la que Adán y Eva no podían comer de él. Todos estamos llamados a conocer el bien a través del mal, pero no lo decidimos. Pensar que lo decidimos es el error de la mentalidad “pro-elección”. “Todo está bajo mi criterio y mi elección, aún si eso significara matar a un bebé.”

La obediencia de Jesucristo, ejemplificada en el pasaje del Evangelio e identificada en la segunda lectura como la fuente de nuestra redención, es la base para la cultura de la vida y el modelo a imitar de parte de cada creyente para vivir en esa cultura. La obediencia no significa el seguimiento de reglas bajo esclavitud. Significa la aceptación libre de lo que es bueno y verdadero – libre porque uno ya no está persuadido para hacer lo que está mal a pesar de tener las mejores intenciones.

En ese sentido, la Iglesia y el movimiento pro-vida son los verdaderos promotores y defensores de la “libertad de elección,” ya que proveen la gracia y las herramientas para hacer lo que está bien. La mayoría de los esfuerzos del movimiento pro-vida están dirigidos a brindar alternativas al aborto, una ayuda concreta para posibilitarles a las personas la elección de lo que está bien.

Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org