Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Segundo Domingo de Cuaresma - Ciclo A

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: Hemos sido llamados a una vida de santidad. Oramos para recibir las gracias que Dios nos ha preparado desde el principio del mundo. 

Diácono / Lector: 

Que todo el mundo reconozca que Jesús es el Hijo de Dios, y que el camino hacia la paz es escuchándolo a Él, roguemos al Señor... 

Para que Jesús, quien "desarma de todo poder a la muerte," nos conceda una Cultura de la Vida, libre de los males del aborto, la eutanasia, y toda forma de violencia y opresión, roguemos al Señor... 

Para que todos los padres de familia, sacerdotes, maestros, y catequistas sean efectivos al impartir las enseñanzas del Hijo de Dios a nuestros hijos, roguemos al Señor... 

Por la seguridad de nuestros militares y la seguridad de nuestro país, roguemos al Señor... 

Por todos los que se sienten solos por problemas personales o profesionales, o porque sus derechos no han sido respetados, roguemos al Señor... 

Para que los enfermos sean consolados y sanados, y por todos los que han fallecido compartan el gozo del cielo, roguemos al Señor... 

Celebrante: 
Padre, 
Escucha nuestras peticiones, 
que la observación de la cuaresma 
nos haga más fieles a Ti. 
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen. 

Adiciones para el boletín:
 

Los hombres también sufren

Lo que sigue es una carta escrita por un hombre que perdió a su hijo a causa del aborto:

Querido Juan Pedro,

En el otoño, Juan, cuando las hojas se caigan de los árboles voy a pensar en ti, porque tú también te caíste de la vida. En el frío del invierno, Juan, la nieve me hará recordarte: porque como la nieve tú fuiste y eres blanco y puro. En la primavera, Juan, pensaré en ti: ya que el nacimiento de la primavera me hará recordar que tú también deberías haber nacido en este mundo. Juan, pensaré en ti en el verano: imaginaré tu risa. Te veré como podrías haber sido, un niño corriendo y jugando, raspándote las rodillas en una caída. Extrañaré, Juan, todo lo que podría haber ganado con tu vida.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 
Gn 12,1 -4a
2 Tm 1:08 b- 10
Mt 17:1-9

Como Pablo escribe a Timoteo en la segunda lectura de hoy, Jesucristo " destruyó la muerte y trajo vida. "Este es el centro del Evangelio, y ese fue el tópico de la conversación que Jesús tiene con Moisés y Elías en la Transfiguración (el relato de Lucas de lo que leemos hoy en Mateo identifica el tema de la conversación - ver Lc 9:31). La palabra que se usa ahí para referirse a la pasión, muerte y resurrección de Jesús es "éxodo," recordándonos el gran acto liberador del Antiguo Testamento que prefigura el Misterio Pascual.

El éxodo no fue fácil para el pueblo de Dios, ni la pasión fácil para Cristo. Sin embargo, estos fueron los caminos para alcanzar la destrucción de la muerte y la revelación de la vida. Por lo que es para nosotros, quienes - como individuos y como sociedad - estamos llamados a hacer la transición de una cultura de muerte a una cultura de vida. Es parecido a lo que se le pide a Abraham que haga en la primera lectura – dejar todo lo que le es familiar, confortable, y predecible, y salir hacia “la tierra que yo te mostraré." Abram, después de todo, ha estado donde está por mucho tiempo. ¿Es este el momento de cambiar?

Cuando hablamos de acabar con el aborto en nuestra sociedad, nos encontramos con el mismo tipo de pregunta. La resistencia a la idea de abolir esta práctica surge no tanto de la convicción de que el aborto es aceptable sino a partir de la convicción de que es demasiado tarde para cambiar las cosas. La Corte Suprema dijo lo mismo cuando estuvo cerca de revertir Roe vs. Wade en 1992, pero acabó concluyendo con Planned Parenthood vs. Casey que las mujeres han llegado a depender por demasiado tiempo de la disponibilidad del aborto.

Sólo a nivel popular, la gente se pregunta qué cambios se producirían en la sociedad si esos tantos niños, que ahora son abortados, nacieran. "¿Sería capaz la sociedad de manejar el cambio?" es la pregunta que hacen. Dicho sea de paso, la misma clase de pregunta fue hecha cuando la sociedad se enfrentó a la pregunta de si la esclavitud debería ser abolida. ¿Cómo manejaría la sociedad a los esclavos quienes ahora serían libres?

Y, por supuesto, la pregunta de cómo manejar el cambio es también hecha a un nivel muy personal e individual por la madre embarazada que no está segura de que puede continuar con el embarazo.

Es pedirle a Abraham que abandone lo confortable y familiar y se dirija a una tierra totalmente nueva, una nueva forma de vida, y una nueva fecundidad. Es el Pueblo de Dios al borde del Mar Rojo, preguntándose cómo se puede abrir. Son los apóstoles en el Monte de la Transfiguración, preguntándose qué significa esta visión, y qué significa "resucitar de entre los muertos." El mensaje para el pueblo de Dios hoy es que hemos de avanzar en los cambios aterradores y desconocidos que son necesarios para quienes están comprometidos a hacer lo correcto.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org