Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Pro-Life Prayers in Spanish

CONTENIDO

Introducción

Oración a Dios el Padre de toda la Vida

Redentor en el Vientre

 

Oraciones a Jesús en la Sagrada Eucaristía

"Mi Cuerpo"

Unidad

Fe

 

Oraciones al Espíritu Santo

Espíritu Santo, dador de Vida

Espíritu de la Verdad

Espíritu Santo, el Defensor

 

Intercesiones Generales para misas Pro-vida/Servicio de oración

 

Meditaciones del Vía Crucis Pro-vida

 

Oración de Bendición en el Monumento para el No-nacido

 

Meditaciones Pro-vida de los misterios del Rosario

Misterios Gozosos

Misterios Luminosos

Misterios Dolorosos

Misterios Gloriosos

 

Oración a la Virgen María

 

Letanía en Respuesta al Aborto

 

Examen de conciencia Pro-vida

 

Promesa de compromiso

 

Acerca de Sacerdotes por la Vida

ã 1998 Sacerdotes por la Vida

Sacerdotes por la Vida le anima a reproducir este devocionario completo o en partes, con las debidas menciones

 

Introducción

"Separados de mí no podéis hacer nada." (Jn. 15:5)

Esta palabras del Señor que dirige a sus discípulos, deja en claro la necesidad de orar y estar unidos a Dios para alcanzar con éxito todo lo que emprendemos. La oración no solo es "algo bueno". Es algo absolutamente necesario. El Señor Jesús, no solo nos "ayuda", sino que sin El, no podemos hacer absolutamente nada.

La tragedia del aborto requiere una respuesta constante y rigurosa de parte de los discípulos de Cristo. Hemos preparado este devocionario para ayudarle a los fieles creyentes a concretar su respuesta a ese llamado de oración y a encontrar en ella, una fuente permanente para todas sus actividades pro-vida.

Cuando se toca un tema tan controversial como el aborto, algunos tendrán la tentación de utilizar la oración como un lugar para esconderse de todas las actividades que les puedan causar rechazos u otros inconvenientes. Sin embargo, la oración no debe llevarnos hacia un auto-enfoque sino al contrario, debe encausarnos hacia una acción concreta.

Por tal motivo, nuestro devocionario concluye con una "Promesa de Compromiso", para que, con el tiempo, nuestra oración nos ayude a responder concretamente a todas las necesidades de nuestros hermanos y hermanas que peligran por el aborto.

Es nuestra esperanza y deseo que oren diariamente, para que el aborto sea llevado a un fin absoluto; y también, que puedan utilizar este devocionario tanto en sus Iglesias, como en las clínicas de aborto y en los diferentes grupos de oración.

Por favor, manténganse en contacto con Sacerdotes por la Vida para recibir la información más actualizada sobre lo que ustedes pueden hacer para terminar con el aborto.

Contáctese con Sacerdotes por la Vida al P.O. Box 141172 · Stanten Island, NY 10314 · Tel. 888-PFL-3448, Fax: 718-980-6515

Correo electrónico: mail@priestforlife.org 

Sitio del internet: www.priestsforlife.org

 

Oración a Dios el Padre de toda la vida

Dios eterno, te has revelado como El Padre de toda la vida. Te alabamos por el amor de Padre que ofreces a toda la creación, pero en especial a nosotros, porque nos creaste a Tú imagen y semejanza.

Padre, te suplicamos, protege a todos los que son amenazados por el aborto y sálvalos de ese maligno poder destructor. Te rogamos que les des fuerza y valor, a todos los Padres que luchan contra la tentación del aborto, para que nunca caigan bajo su poder de terror.

Bendice a nuestras familias y a nuestro país, para que podamos acoger con alegría la vida, de la cual, Tú mismo eres fuente y eternidad. Amén.

 

Redentor en el Vientre

Señor Jesucristo, compartiste nuestra misma naturaleza. Nuestra vida y nuestra muerte, nuestra infancia y nuestra madurez.

También compartiste nuestra vida dentro del vientre maternal. Siendo Dios, adorado y alabado por los ángeles, Tú que llenas a plenitud todo el universo, viviste nueve meses dentro del vientre de María. Eres nuestro redentor en el vientre, nuestro Dios en condición pre-natal.

Señor Jesús, te rogamos, bendice y protege a los niños que se encuentran en los vientres de sus Madres. Sálvalos del peligro del aborto.

Dale a sus Madres la gracia que necesitan para que puedan sacrificarse en cuerpo y alma por sus hijos. Ayuda Señor a la gente para que puedan reconocer en los niños, aún antes de nacer, a un hermano o hermana, que ha sido redimido por Ti, nuestro Redentor en el vientre.

 

Oraciones a Jesús en la Sagrada Eucaristía

 

"Mi Cuerpo"

"Este es mi cuerpo, entregado por ustedes." Señor Jesús, escuchamos tus palabras cada día en la misa. Pronunciaste estas palabras, para enseñarnos el significado de Tu amor por nosotros, un amor que te llevó a la cruz a dar Tú vida, para que nosotros tuviésemos vida. También utilizas estas palabras para que comprendamos el significado de nuestro amor hacia el prójimo, un amor que nos lleva a entregarnos completamente para que otros puedan vivir.

"Este es mi cuerpo." Señor, también escuchamos estas palabras de los labios de esos que piensan que pueden tomar la vida de otro, solo porque esa vida esta creciendo dentro de sus cuerpos. Escuchamos estas palabras con significado diferente por los que apoyan el aborto.

Te suplicamos, le concedas a toda Tu gente, el poder comprender, que la plenitud del ser humano nunca se puede conseguir eliminando a otros, sino que se puede conseguir únicamente cuando nosotros mismos nos gastamos por los demás. Que toda Tu gente Señor, pueda vivir sus vidas, de acuerdo a Tus Sagradas palabras, "Este es mi cuerpo, entregado por ustedes!."

 

Unidad

Te damos gracias Señor Jesucristo, por el regalo de la Sagrada Eucaristía, Tu Sagrado Cuerpo, por el cual nos unes a Ti en un solo cuerpo. "Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan."(1 Cor. 10:17) Así como te recibimos Señor, así nos recibes. Nos llevas hacia Ti, nos llevas hacia la unión del uno con el otro. "Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y sus miembros cada uno por su parte" (1 Cor. 12:27).

Señor, concédenos la gracia de nunca excluir a ninguno de los otros miembros de Tu Cuerpo, de nuestro amor. Así como recibimos Tu Cuerpo en la Comunión, también ayúdanos a recibir a todos los miembros de Tu Cuerpo, sin importar lo inconveniente que ellos puedan ser. Ayúdanos especialmente a acoger a aquellos que han sido rechazados por nuestro mundo, principalmente aquellos que acaban de entrar al mundo. Bendice a nuestros hermanos y hermanas dentro del vientre de sus Madres. Líbranos del pecado del aborto, el cual divide a los Padres de sus hijos, divide parejas, los divide a ellos mismos y los separa lejos de Ti Señor.

Concédenos que por el poder de la Unidad, el cual encontramos en la Sagrada Eucaristía, podamos vencer el miedo, y que podamos acoger a los niños no-nacidos como a un hermano o una hermana, miembros de Tu Cuerpo. Amen.

 

Fe

Señor Jesús, Creo firmemente que el Santísimo Sacramento es Tu Cuerpo, Tu Sangre, Tu Alma y Tu Divinidad. Los sentidos humanos no pueden abrazar esta maravilla. La Fe, sin embargo, va más allá de lo que los ojos humanos pueden ver y nos asegura que Tú estás presente.

Concédenos Señor, que por nuestra Fe en la Eucaristía, podamos también fortificar nuestra habilidad de reconocer la dignidad de cada vida humana. Sabemos también que los sentidos nos pueden engañar. Nos pueden hacer ver que algunos pueden ser poco atractivos, otros muy pequeños, otros pueden parecer menos que humanos.

Pero nosotros, que podemos verte a Ti en la Sagrada Eucaristía, podemos verte con convicción en los hermanos y hermanas. También podemos verte en los niños que viven dentro de los vientres de sus Madres. En esta época en la que muchos se han olvidado de estos niños, y los han desestimado como menos que los que ya han nacido, concédenos poder crecer en la convicción y la firmeza de su valor y su dignidad como humanos.

Luego Señor, concédenos poder actuar debidamente. Amen.

 

Oraciones al Espíritu Santo

Oración al Espíritu Santo, Dador de Vida

Ven Espíritu Santo, Creador de todas las cosas...Tu que soplaste sobre las aguas en el amanecer de la creación y diste vida a todas las criaturas...Tu que llenaste a los apóstoles cuando el Señor resucitado sopló sobre ellos en la primera noche de pascua, dándoles el poder de restaurar la vida a todos los que habían muerto en el pecado...Tu, quien en el último día, soplarás de nuevo sobre los muertos y les darás vida de nuevo ¡ Ven ! Ven y sopla de nuevo sobre nuestro mundo, sumergido en una cultura de Muerte! Ven, Señor dador de Vida! Vence las obras de la muerte en nuestro tiempo, haz que el aborto ya no continúe existiendo en nuestro país.

Te adoramos, Espíritu Santo, y nos regocijamos en Ti. Sabemos que sin importar lo poderosa que es la muerte, podemos encontrar en Ti, la fuente de vida eterna. Renueva la vida en cada uno de nosotros y haznos apóstoles dignos de la cultura de la Vida en nuestro tiempo! Amen.

 

Oración al Espíritu de la Verdad

 

Espíritu Santo, Tú eres el Espíritu de la Verdad prometido, constantemente revelas el esplendor de la verdad a Tú gente, y nos llevas a profundizar siempre en los Misterios de nuestra Fe.

Ven a nosotros e rebosa en nuestras mentes y corazones la verdad de la vida: su grandeza, su dignidad, su reflejo del Dios eterno. Haznos ponderar profundamente en la afirmación que la verdad de la vida es siempre buena, que toda la vida es igual en dignidad, sin importar las diferentes personalidades or las diferentes condiciones de cómo venimos al mundo.

Ven, Espíritu de la Verdad. Libera a toda Tú gente de las falsedades que llevan al mal del aborto. Libéralos de los pensamientos dañinos que construye un dios de acuerdo a sus gustos, o que niega el derecho a la vida de los niños dentro del vientre de sus Madres.

Ven, Espíritu Santo, y al sumergirnos en Tú Verdad, también conviértenos en testigos efectivos de la verdad dentro de nuestras familias, con nuestras amistades y con todo el mundo. Amen.

 

Oración al Espíritu Santo, El Defensor

 

Espíritu Santo, Tú fuiste la promesa que nos hizo Nuestro Señor Jesucristo, como el que abogaría por nuestras causas, el que hablaría por nosotros en las alturas del cielo. "y Yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre..."(Jn. 14:16).

San Pablo nos enseñó que Tú intercedes por nosotros con gemidos inefables (Rom. 8:26).

Te alabamos Señor por el regalo de la salvación, porque sabemos muy bien que nosotros no nos podemos salvar a nosotros mismos. Hemos pecado, y no podemos perdonarnos nosotros mismos. Necesitamos un Defensor.

Te rogamos, Espíritu Santo, que nos hagas cada vez más concientes de aquellos que nos necesitan como sus defensores. Concédenos poder escuchar el gemido de los más pequeños, de los hermanos y hermanas indefensos, los que todavía se encuentran en el vientre de sus Madres, quienes no pueden hablar ni defender ellos mismos, y que ni siquiera pueden orar.

 

Intercesiones Generales para misas Pro-vida o servicios de oración

Celebrante:

Confiamos en la misericordia y poder de Dios. Por lo tanto, oramos ahora con confianza.

Orante:

Por la Santa Iglesia Católica en todo el mundo, para que pueda llevar su misión de vida con fe y gozo, roguemos al Señor...

Que Dios proteja a todos los niños no nacidos, y los mantenga a salvo del flagelo del aborto, roguemos al Señor...

Por todas las mujeres que han tenido abortos, y por todas las que sienten miedo y la tentación de hacerse un aborto, roguemos al Señor...

Que Dios bendiga a todos los doctores y enfermeras, y les ayude a utilizar sus talentos para sanar y promover la vida, roguemos al Señor...

Por todas las personas que tienen cargos públicos, para que puedan luchar con valor por la vida, roguemos al Señor...

Por todos aquellos que trabajan en movimientos pro-vida, para que puedan avanzar con prisa hacia el día de la gran victoria, roguemos al Señor...

Que Dios fortifique a todos los que luchan por la vida, los que sufren por el rechazo, son menospreciados y hasta sufren en algunos casos de aprisionamiento, roguemos al Señor...

Por todos los que han muerto, que puedan gozar de la plenitud de la Gloria del Cielo, roguemos al Señor...

 

Celebrante:

Te adoramos y te alabamos OH Dios, Señor y dador de Vida, y confiados dirigimos nuestra mirada hacia Ti con esperanza segura de que Tú concederás estas peticiones por Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

 

Meditaciones del Vía Crucis Pro-vida

 

Primera Estación: Jesús es condenado a Muerte

 

Siendo inocente, Jesús es condenado por el poder del Estado. De la misma manera, nuestros hermanos y hermanas inocentes que todavía viven en los vientres de sus Madres son condenados. Sus derechos y dignidad no son reconocidos. Convirtiéndose de esta manera, en semejantes a Jesucristo.

 

Segunda Estación: Jesús lleva la Cruz a cuestas

 

La salvación del mundo tenía un precio muy pesado para Nuestro Señor, la agonía de la Cruz. Así como El aceptó su Cruz, también nosotros con firme resolución, aceptemos sufrir, para que otros puedan vivir. Paguemos el precio por defender a nuestros hermanos y hermanas no-nacidos.

 

Tercera Estación: Nuestro Señor cae por primera vez

 

Dios Todopoderoso se hizo débil porque escogió ser como nosotros. El tenía el poder y la gloria de toda la eternidad, sin embargo, escogió sumergirse en este mundo de sufrimiento. Rogamos para que los beneficios y ventajas que tenemos en esta vida, no sean causa de olvido de nuestros hermanos y hermanas no-nacidos.

 

Cuarta Estación: Jesús encuentra a Su Santísima Madre

 

No existe relación más profunda que la de una Madre y su Hijo. Ellos se pertenecen el uno al otro. Cuando uno sufre, el otro sufre también. Amar y defender a uno, significa amar y defender al otro. Ser pro-vida significa servir a ambos, al hijo y a la Madre. Significa también preguntarle a nuestra sociedad, "¿ Porqué no podemos amarlos a ambos?"

 

Quinta Estación: Simón Cirineo Ayuda a Jesús a llevar la Cruz

 

Muchos vieron sufrir al Señor. Simón Cirineo le ayudó un poco aliviando su sufrimiento. Muchos lamentan el aborto. Algunos se involucran para ayudar a detenerlo. Roguemos para que toda la gente participe más activamente en la lucha contra el aborto.

 

Sexta Estación: Verónica Enjuga el Rostro de Jesús

 

La compasión que Verónica demuestró, refleja la compasión de muchos doctores y enfermeras que atienden a sus pacientes con dignidad. Oramos por el arrepentimiento y la renovación de la profesión médica. Para que todos sus talentos sean utilizados para sanar y nunca para matar.

 

Séptima Estación: Jesús cae por segunda vez

 

Cuando se trabaja por defender la vida, se encuentran muchos obstáculos y contratiempos. Sin embargo, sabemos el significado de la Cruz. Sabemos que en la debilidad, el poder alcanza la perfección. No miramos interiormente hacia nuestras fuerzas y talentos, sino que a Cristo que con su propia fuerza nos sostiene.

 

Octava Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén

 

Cristo le dijo a las mujeres que lloraran por ellas y por sus hijos. El no quiere falsas adoraciones, sino que un arrepentimiento verdadero. El no quiere que quienes le siguen le rueguen pero que al mismo tiempo ignoren la injusticia y el derramamiento de sangre. Que todos los que crean en Cristo, defiendan a los niños indefensos.

 

Novena Estación: Jesús cae por tercera vez

 

A pesar de las caídas, nada detiene a Nuestro Señor, porque El tiene una misión de amor. Si el movimiento pro-vida no es un movimiento de amor, entonces no es nada, pero si es un movimiento de amor, entonces nada lo detendrá. El amor es más fuerte que la muerte, más poderoso que el infierno.

 

Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras

 

Nadie nos puede prohibir el amar a nuestros hermanos y hermanas no-nacidos. Los que son más fuertes que nosotros, nos pueden despojar de nuestra popularidad, de nuestras pertenencias, o de cualquier poder, pero no nos pueden quitar nuestro amor. Amamos a todos con el mismo amor que Cristo nos amó.

 

Undécima Estación: Jesús es clavado a la Cruz

 

Los poderes de este mundo, crucificaron al Creador del mundo. Todo poder y autoridad proviene de Dios. Todos los que tienen poder tienen que responder por ese poder ante el Trono de Dios. Oramos para que los gobiernos puedan utilizar su poder para proteger a los niños inocentes que viven en los vientres de sus Madres.

 

Duodécima Estación: Jesús muere en la Cruz

 

Nuestro Señor murió. Muchos de sus niños han muerto con El. Su pasión se vive de nuevo con cada aborto, uno cada veinte segundos en nuestro país. Solo conocemos de una pequeña porción de este horror que se realiza a la vista de Dios. Solo conocemos de una pequeña porción del horror de la crucifixión de Nuestro Señor. Que todos nuestros hermanos y hermanas que han sido asesinados por el aborto, descansen en la paz de Cristo y sean salvados por Su Cruz.

 

Décima-tercia Estación: Jesús es bajado de la Cruz

La Virgen María vivió el dolor de sostener a su Hijo muerto en sus brazos. Muchas Madres sufren después de haber tenido un aborto. Le pedimos a la Virgen María que las consuele, les ayude a enfrentar la verdad del aborto, y que las guíe hacia el perdón y la sanación.

 

Décima-cuarta Estación: Jesús es colocado en el Sepulcro

Un sepulcro es un monumento. Nos ayuda a recordar al que ya no puede hablar. Que nosotros y nuestra sociedad podamos recordar a los niños que ya no pueden hablar. Que también podamos recordar la Resurrección de Nuestro Señor, y su promesa de vida eterna. El ha conquistado el aborto porque ha conquistado a la muerte. Que podamos traer Su victoria a todas las partes de nuestro mundo.

 

Oración de Bendición en el Monumento para el No-nacido

Padre de la vida y del amor, te agradecemos por habernos llamado a compartir la vida de la familia humana. Te agradecemos por todos nuestros hermanos y hermanas, y te pedimos que aumentes los lazos de amor entre nosotros.

Te agradecemos especialmente por los más pequeños, los que viven en los vientres de sus Madres. En este día, Señor, los recordamos, mientras muchos escogen olvidarlos. Recordamos a los que viven, y los encomendamos a Tú protección. Recordamos a los que han muerto y los encomendamos a Tú misericordia.

Padre, te ofrecemos este monumento. Oramos para que sirva como testimonio de la humanidad de los pequeños. Oramos para que sirva como un testimonio de nuestra responsabilidad por ellos. Oramos para que provea a todos los que han perdido un hijo un lugar donde puedan venir a lamentarse y a encontrar consuelo.

Oramos Padre, para que nosotros, los que somos las piedras vivas de la Iglesia, podamos ser testigos de la dignidad de la vida. Concédenos la gracia de enfrentarnos contra el mal del aborto y eliminarlo para siempre. Llévanos al día en que podamos ver este monumento y recordar al aborto como una cosa del pasado, y que te podamos alabar por siempre por la victoria de la vida.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

 

Meditaciones Pro-vida de los Misterios del Rosario

Misterios Gozosos

La Anunciación

La Virgen María sintió confusión por el saludo del ángel, sin embargo, se regocijó por cumplir la voluntad de Dios. Oremos para que los que estén cruzando por penas o dificultades por sus embarazos reciban la gracia de confiar en la voluntad de Dios.

La Visitación

Juan el Bautista saltó de gozo en el vientre de su Madre. Oramos para que la gente comprenda que el aborto no se trata de niños que "puedan" venir al mundo, sino que es sobre niños que ya están en el mundo, viviendo y creciendo en el vientre de sus Madres y los cuales serán asesinados.

El Nacimiento

Dios mismo nació como un niño. La grandeza de una persona no depende del tamaño, puesto que el Rey de Reyes recién nacido es un pequeño. Oremos para que la amenaza de aborto contra los no-nacidos que no alcanzan tamaño adecuado sea eliminada.

La Presentación

El niño es presentado a Dios en el Templo porque el niño le pertenece a Dios. Los niños no le pertenecen ni a los Padres, ni a un gobierno. Ellos y todos nosotros, le pertenecemos a Dios.

 

Jesús encontrado en el Templo al tercer día

 

El niño Jesús estaba lleno de sabiduría, porque El es Dios. Oremos para que toda la gente pueda ver la sabiduría de sus enseñanzas sobre la dignidad de la vida, y podamos comprender que sus enseñanzas no son una opinión sino que son la verdad.

 

Misterios Luminosos

El Bautismo de Cristo en el Jordán

Cuando Jesús fue bautizado, la voz del Padre se escuchó decir: " Este es mi Hijo amado, en quien me complazco." Todos hemos sido llamados a ser hijos adoptivos de Dios por medio del bautismo. Oramos para que los niños en el vientre de sus Madres sean protegidos, para que puedan nacer y ser bienvenidos a la comunidad Cristiana por medio del bautismo.

Cristo se da a conocer en las bodas de Cana

Jesús reveló su Gloria por medio del milagro en Cana. La pareja de recién casados es bendecida no solo con vino, sino con la fe en Cristo. Oremos para que los matrimonios sean fortalecidos, enraizados en El Señor, y abiertos al don de la nueva vida.

Cristo proclama el Reino de Dios y llama a la Conversión

"Arrepiéntanse y crean en la Buena Nueva." Oremos para que con estas primeras palabras de Jesús, en su ministerio público, puedan ser escuchadas por todos los que han cometido abortos. Que sepan que El Señor los llama a la conversión y que puedan experimentar un arrepentimiento de entrega a la vida.

La Transfiguración

Cristo es transformado en el Monte, Los discípulos ven su Gloria. Que los ojos de todo el mundo, sean transformados, y que puedan ver en cada vida humana el reflejo de la Gloria del mismo Dios.

Jesús nos entrega la Eucaristía

"Este es mi cuerpo, entregado por ustedes." La Eucaristía nos enseña cómo vivir y cómo amar. Oremos para que los Padres de familia, quienes sacrifican a los bebes por sus propios intereses, aprendan a hacerse a un lado para el propio bienestar de sus bebes. 

 

Misterios Dolorosos

 

La Agonía en el Huerto

 

Oremos por las Madres y Padres que se encuentran en agonía por la tentación de abortar a un hijo. Que les den a ellos, la buenas nueva de que existen alternativas al aborto, y que hagan uso de toda la asistencia que tienen a su disponibilidad.

 

La Flagelación

Así como el Cuerpo de Cristo era desgarrado por los instrumentos de los que lo flagelaban, también los cuerpos de los niños en el vientre de sus Madres, son desgarrados por los instrumentos de los abortistas. Oremos para que los abortistas se arrepientan por asesinar a los niños.

La Coronación de Espinas

Jesús sufrió en silencio el dolor de las espinas que penetraban su cabeza. Oremos por las Madres y Padres de los niños abortados. Hay tantos que sufren la pena, el dolor y el arrepentimiento de haber tomado esa decisión que es irrevocable. Hay tantos que sufren en silencio, porque otros les dijeron que era lo normal y que no era gran cosa.

Cargando con la Cruz

Jesús no fue condenado por el poder de la gente malvada. El fue condenado por el silencio de la gente buena. El silencio siempre le ayuda al opresor, nunca a la víctima. Oremos para que nosotros nunca guardemos silencio contra el aborto, sino que hablemos efectivamente para salvar a los niños de la muerte.

La Crucifixión

Al meditar sobre la muerte de Cristo, recordemos las muchas mujeres que han muerto por causa de los supuestos "abortos seguros y legales". Pidamos perdón y misericordia por ellas. Que su muerte sea, para otras mujeres, la salvación, para que no cometan ese error trágico.

 

 

Misterios Gloriosos

 

La Resurrección

Cristo ha resucitado! Por su Resurrección, El ha destruido el poder de la muerte, y por ende el poder del aborto. El resultado de esta batalla por la Vida ya ha sido decidida: La Vida es victoriosa! Oremos para que todos los que luchan por la vida puedan extender esta victoria a cada rincón de nuestra sociedad.

La Ascensión

Al Ascender al Trono de Dios Padre, Cristo toma nuestra naturaleza humana, la cual fue nos fue dada en el vientre de nuestras Madres, y la lleva hacia lo más alto del cielo. El nos demuestra que los seres humanos hemos sido creados para ser elevados al cielo y no para ser descartados al fondo de los basureros. Oremos para que el mundo entero comprenda esta verdad y rechace el aborto.

La Venida del Espíritu Santo

El Espíritu Santo es el Defensor: El ruega por nuestra causa, ya que no podemos salvarnos a nosotros mismos. Oremos para que El nos convierta en defensores de los niños, que no pueden hablar o escribir, que no pueden votar ni protestar, ni tampoco orar.

La Asunción

La Santísima Virgen María fue asunta en cuerpo y alma al cielo porque ella es la Madre de Dios. Madre e Hijo son reunidos. La Asunción nos recuerda que ellos se pertenecen el uno al otro. Oramos para que la sociedad vea que no puede amar a las mujeres mientras mata a sus hijos, y no puede salvar a los niños si no ayuda a sus Madres. Oremos para que la gente sea tocada de manera muy especial por la pregunta que propone el derecho a la vida "¿Porqué no podemos amarlos a ambos?"

 

La Coronación

 

Santa María es la Reina del Universo. Ella es la criatura más grande, segunda solo al mismo Dios. La Iglesia defiende la dignidad de la mujer. Oremos para que la gente comprenda que ser pro-vida significa ser pro-mujer, y que ser pro-mujer exige ser pro-vida.

 

 

Oración a la Virgen María

OH María, Madre de Jesús y Madre nuestra, nos dirigimos a Ti en este día, ya que fuiste Tú la que dijiste "SI" a la vida. "Concebirás y darás a luz a un Hijo", dijo el ángel. Sin importar la sorpresa y la incertidumbre que esto te causaría, Tú dijiste "SI". "Hágase en mí según tu palabra".

Santa María, oramos hoy por todas las Madres que tienen miedo de ser Madres. Oramos por todas las que se sienten amenazadas y abrumadas por sus embarazos. Intercede por ellas, para que Dios les conceda la gracia de poder decir "si" y el valor de llevar a plenitud su embarazo. Que reciban la gracia de rechazar la falsa solución del aborto. Que puedan decir como Tú, "Hágase en mi según Tu Palabra". Que puedan vivir y sentir la ayuda de todos los Cristianos y sepan que la paz viene al hacer la voluntad de Dios.

 

 

Letanía en Respuesta al Aborto

 

Señor, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos.

Cristo, escúchanos.

Dios Padre, Creador del mundo,

Respuesta: Ten piedad de nosotros!

Dios Hijo, por quien todo fue creado,

Dios Espíritu Santo, Señor y Dador de Vida,

Señor Jesús, Principio y Fin,

Señor Jesús, Camino, Verdad, y Vida,

Señor Jesús, Resurrección y Vida,

Señor Jesús, Palabra Eterna de Vida,

Señor Jesús, que moraste en el vientre de la Virgen María,

Señor Jesús, Tú que amas a los pobres y a los débiles,

Señor Jesús, Defensor de los indefensos,

Señor Jesús, Pan de Vida,

Por cada pecado cometido en contra de la vida,

Por el pecado del aborto,

Por el asesinato diario de los niños inocentes,

Por el derramamiento de sangre en toda nuestra nación,

Por el clamor silencioso de todos Tus hijos,

Por el asesinato de tus futuros discípulos,

Por el abuso de las mujeres por el aborto,

Por el silencio de Tú gente,

Por la indiferencia de Tú gente,

Por la cooperación de Tú gente en esta tragedia,

Por nuestros hermanas y hermanos no-nacidos que son asesinados por el aborto,

Respuesta: Señor, atiende nuestra súplica.

Por los hermanos y hermanas no-nacidos en peligro de aborto,

Por nuestros hermanos y hermanas que han sobrevivido al aborto,

Por las Madres que han tenido abortos,

Por las Madres que sufren la tentación de tener un aborto,

Por las Madres que sienten la presión de tener un aborto,

Por la Madres que han rechazado el aborto,

Por los Padres de los niños abortados,

Por las Familias de los niños abortados,

Por las Familias de los que han sido tentados por tener un aborto,

Por los abortistas,

Por los que asisten y cooperan con los abortos,

Por los doctores y las enfermeras, que puedan cultivar la vida,

Por los líderes de gobierno, que puedan defender la vida,

Por el clero, que puedan hablar a favor de la vida,

Por el movimiento pro-vida,

Por todos los que hablan, escriben y trabajan por eliminar el aborto,

Por todos los que ayudan a proveer alternativas al aborto,

Por todos los que promueven la adopción,

Por los grupos pro-vida nacionales y locales,

Por la unidad en el movimiento pro-vida,

Por el valor y la perseverancia del trabajo pro-vida,

Por los que sufren de rechazo y ridiculez por su posición a favor de la vida,

Por los que han sido detenidos por defender la vida,

Por los que han sido maltratados y lastimados por defender la vida,

Por los profesionales de leyes,

Por los jueces y las cortes,

Por los policías,

Por los educadores,

Por los profesionales de los medios de comunicación,

En acción de gracias por los niños salvados del aborto,

En acción de gracias por las Madres salvadas y sanadas del aborto,

En acción de gracias por los que antes apoyaban el aborto y ahora defienden la vida,

En acción de gracias por todos los que se oponen al aborto,

En acción de gracias por el llamado a ser parte del movimiento pro-vida,

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, sálvanos Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos Señor,

Señor, Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.

Oremos

Dios todopoderoso, Tú has creado todo por medio de Tú Hijo Jesucristo. El venció el poder de la muerte por medio de Su Misterio Pascual. Que todos los que se confiesan ser Cristianos, promuevan la Santidad de la Vida y que te sirvan fielmente, por El mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amen.

 

Examen de Conciencia Pro-vida

¿ Estoy totalmente convencido de que el aborto es la destrucción de la vida humana inocente, la cual tiene el mismo valor que mi vida, la de mis Padres, la de mis hijos?

¿ Fomento esta convicción ponderando sobre la trágica perdida de vida que ocurre a mi alrededor diariamente?

¿ Pienso yo que el aborto no me concierne y que "tengo cosas más importantes" que hacer?

¿ Acepto mi responsabilidad por la vida de mis hermanos y hermanas no-nacidas y que deberé rendir cuenta ante Dios sobre lo que he hecho para salvarlos?

¿ Oro diariamente por el fin al aborto, oro por los niños, las Madres, los abortistas, los legisladores, los medios de comunicación, el clero y todo el movimiento pro-vida?

¿ Hago ayunos u otros sacrificios que verdaderamente pueda sentir, creo que la lucha contra el aborto es algo fácil, lo trato de hacer conveniente para mí, tomo atajos en mi compromiso pro-vida?

¿ Trato de generar nuevas ideas para la labor de pro-vida, sugiero estas ideas a otros o me las quedo solo para mi, ayudo económicamente a la causa cuando lo necesita, considero yo que dar ayuda económica vale la pena para salvar la vida de un niño?

¿ Tengo fe en que Dios es el Señor de la Vida, creo que toda la lucha queda solo en las manos de Dios, estoy dispuesto a dar más de mi tiempo para esta lucha y dejar de hacer algunas cosas que no tienen tanta importancia, confío yo en Dios, le pido su consejo, mantengo mis ojos en Dios o me decepciono rápido al enfocarme solo en el problema y en mi mismo?

¿Me he dedicado a aprender más sobre los temas de importancia sobre la causa que lleva el movimiento pro-vida, leo buenos libros pro-vida, me he suscrito por lo menos a un servicio o publicación pro-vida para estar informado sobre los temas más actualizados, me escapo de estas responsabilidades al pensar que la oración es suficiente, veo yo la labor del movimiento pro-vida como una misión de amor para gente en necesidad, o es solamente un "tema" o un "proyecto" para mi?

¿ Hablo sobre los temas pro-vida, utilizo todas las oportunidades que tengo, como usar pendientes, calcomanías y otros artículos pro-vida, tomo el tiempo para escribir cartas a legisladores o a doctores, o permito que mi falta de confianza me paralice en las actividades que quisiera hacer, hago solamente lo que me es cómodo o trato de ampliar mis talentos para ponerlos a buen uso de la causa pro-vida, son mis esfuerzos generosos y auténticos o puedo ser mayormente efectivo en mi labor pro-vida?

¿ Participo gradualmente en proyectos que necesito involucrarme, aunque no quiera hacerlo, fomento la unidad en el movimiento, animo a mis amigos pro-vida, son todos mis esfuerzos guiados por caridad, promuevo competencia sucia entre mis amigos o grupos pro-vida y los enfrento a unos contra otros, sigo yo el consejo y la dirección que los responsables del movimiento pro-vida establecen para el bien del movimiento, les hago su labor más fácil, busco el consejo y guía de los que tienen más experiencia en el trabajo de pro-vida?

¿ Trato de tener compasión hacia las mujeres que sufren de la tentación de un aborto o de quienes los han tenido en el pasado, trato de entender su situación y aprender más sobre sus necesidades, ayudo a las mujeres a encontrar alternativas al aborto, les inspiro esperanza a las mujeres que se han hecho abortos, les ayudo a encontrar perdón y sanación?

¿ Estoy listo desde este día en adelante a ser una mejor persona que lucha a favor de la vida, estoy listo de lanzarme con nuevas fuerzas, generosidad, determinación y luchar por terminar de una vez por todas el aborto, sin escatimar el costo que esto me implicará a mi mismo, estoy agradecido por el obsequio de la vida y por trabajar para dar vida a otros, estoy agradecido con Dios por darme esta oportunidad de ser parte del movimiento pro-vida?

 

Promesa de Compromiso

Le doy gracias a Dios por el obsequio de mi vida,

Y por la vida de mis hermanos y hermanas.

Se que soy responsable por los no-nacidos que no pueden defenderse.

Se que la tragedia más seria en nuestros días es la tragedia del aborto.

Hoy, me comprometo,

A nunca guardar silencio,

A nunca ser pasivo,

A nunca olvidar a los no-nacidos.

Me comprometo a ser un miembro activo en el movimiento pro-vida

A nunca detenerme en la lucha para la defensa de la vida

Hasta que todos mis hermanos y hermanas sean protegidos,

Y nuestro país de nuevo sea

Una nación con libertad y justicia

No solo para algunos, sino para todos. Amen!

 

Padre Frank A. Pavone

El Padre Frank A. Pavone, es un sacerdote de la Arquidiócesis de Nueva York y Directivo del Pontificio Consejo de la Familia en La Santa Sede, donde ayuda a coordinar las actividades pro-vida alrededor del mundo entero. Con el permiso de su Ordinariato, ha dirigido el movimiento de Sacerdotes por la Vida por todo el mundo desde 1993.

 

Sacerdotes Por la Vida

 

Sacerdotes por la Vida es una organización nacional pro-vida, la cual está reconocida bajo los Canones de la Iglesia Católica y mantiene contacto cercano con los coordinadores del movimiento Respeto a la Vida, asignados por las sedes diocesanas de los obispos. La meta de Sacerdotes por la Vida es unir y animar a todos los sacerdotes y diáconos para que le den una importancia primordial a los temas del derecho a la vida en sus ministerios. También busca motivar a todos los sacerdotes y diáconos a tomar una posición más activa en el movimiento pro-vida, al capitular con mayor importancia los temas del aborto y la eutanasia.

Sacerdotes por la Vida publica regularmente un boletín, y ofrece una amplia gama de materiales informativos, incluyendo folletos pro-vida, videos y cassettes. También se ofrecen seminarios pro-vida para miembros del clero y movimientos laicos.

 

Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org