La vida trae vida, la muerte trae muerte

  Diana Carolina
Colombia,  Colombia
 
  Yo decidí no abortar.  Mi hermoso hijo tiene diez años cumplidos el 24 de Agosto de 2013.  cinco días
    antes hizo su primera comunión.  Lo amo, lo amamos.  No ha sido fácil.  A veces ha sido muy difícil.  Nunca
     pensé que yo fuera a ser mamá, pues creía que eso era para mujeres especiales.  Yo no era especial.  Ahora
    se, que siempre fuí alguien especial e importante para Dios y por eso Dios me decidió que yo sería mama y
    me prestó este regalito tan grande del cielo.  Mi hermoso hijo Eugenio.  El conoce su historia y el sabe que
    es un regalito de Dios para toda la familia, en especial para su padre que lo ama con locura.
    
    La vida trae vida, la muerte trae muerte.  Un hijo es la felicidad y el amor de Dios en un cuerpecito pequeño.
      Mi regalito prestado por Dios nació midiendo 46 centimetros y 2.700 gramos.  Cada que lo veo, veo un
    MILAGRO DE DIOS,  EL MILAGRO DE LA VIDA.  Todos los días me levanto, saludo a la Santísima Trinidad, a
    mi Madre María y le digo a Dios:  ¿Cómo puedo pagarte tanto amor?  y el en su corazón me responde:  
    Trabaja por la vida¡¡¡¡
    
    Gracias
    
    Abrazos fraternos en JESUS Y MARIA
    "COLOMBIA ES DE DIOS"
   
   
Priests for Life
www.priestsforlife.org