navstrip-short-bluep-victor.jpg

Archive for October, 2010

Cada uno de nosotros tiene sólo un voto

Friday, October 29th, 2010





Cada uno de nosotros tiene sólo un voto. Pero todos podemos influenciar miles de votos. Y debemos de empezar con las personas que requieren menos esfuerzo de nuestra parte. Si usted tiene amigos que ya están de acuerdo con usted en asuntos clave de actualidad, y quienes probablemente apoyarían a los candidatos que usted apoya, por favor, asegúrese de que voten por ese candidato. Un poco de información de su parte, un empujoncito amistoso, o quizás una promesa de llevarlos a las urnas puede ir muy lejos.

Debemos de llegar primero a las “frutas que están bajitas.” Si la misma energía que usamos para persuadir a uno que está en desacuerdo con nosotros puede mover a diez personas que ya están de acuerdo, alcancemos a esos primero; una vez que los tengamos, regresmose por el resto.

Padre Frank A. Pavone
Director Nacional

 Sacerdotes Por la Vida

Click here to leave a comment for
the article above.






Paz en la tierra

Thursday, October 28th, 2010





El otro día hubo una manifestación contra la guerra a unas cuadras de nuestras oficinas de Priests for Life. Decidí parar para conocer a los organizadores y participantes. Como se podrán imaginar eran gente amante de la paz.

Excepto uno.

Cuando estaba por irme, un hombre grande comenzó a gritarme. « ¡Yo se quién es Ud.! ¡Ud apoya a los terroristas anti-aborto! »

Esperé que me preguntara algo así como, « ¿No es cierto? », pero no preguntó nada. Simplemente dijo, en tono convencido, absoluto, y dogmático. Después de todo, el había leído un « estudio » sobre mi y Priests for Life que incluso fue « publicado en Internet » (¡Bueno, por supuesto, eso resuelve todo!)

Comencé a decirle a este hombre calmadamente que por muchos años he emitido declaraciones sobre la no-violencia, y que si bien estoy absolutamente opuesto al aborto, nunca he condonado el uso de la violencia como un medio para acabar con el aborto. El mismo « Internet » que contiene el estudio que el leyó tiene mis declaraciones contra la violencia.

« ¡Ud. es un mentiroso! », fue su respuesta.

No solamente no me ofreció dialogar, sino que cuando yo lo propuse, afirmó que yo mentía.

Así que finalmente señalé la contradicción. « Señor, » le dije, « Ud. está aquí con este grupo que se opone a la guerra. ¿Sabe Ud. cuál es la alternativa a la guerra? El diálogo. Por otra parte, cuando la gente rechaza el diálogo, y cuando deja de escuchar a su oponente y sin evidencia lo llama mentiroso, se echan las bases para la guerra. Ud. no tiene una actitud pacífica. »

Otros en el grupo pidieron perdón por el comportamiento de este hombre, y él se mantuvo parado enojado en silencio.

Que haya paz en la tierra y que empiece por mí. (Let there be peace on earth, and let it begin with me.) Cuando escuchamos la letra de esta canción familiar, podemos preguntarnos como puede comenzar la paz por nosotros personalmente e individualmente. Comienza por escuchar. Comienza por darle a la otra persona, especialmente al adversario, el beneficio de la duda. Comienza cuando cesamos de llegar a rápidas conclusiones sobre cada uno. Comienza cuando rehusamos hablar sobre una persona sin haber primero hablado con la persona, dándole la oportunidad de permitirnos conocerlo y entenderlo.

Como líder de una organización prominente, he aprendido que el mayor obstáculo para la colaboración y la unidad entre las organizaciones y dentro de la Iglesia son los juicios rápidos y desaprensivos. También lo llamo « juicio instantaneo » Oimos o leemos algo sobre un grupo o persona y pensamos que lo sabemos todo. Esa « instantanea » del grupo o persona está grabada en nuestra mente para siempre. No permitimos que cambie, y no nos permitimos aprender más. No permitimos que el grupo o la persona se presente a nosotros, ni les explicamos nuestras preocupaciones a ellos ni les pedimos una aclaración. Todo eso cuesta trabajo y lo encontramos inconveniente.

Sin embargo, esa es la carga de la paz.

Fr. Frank Pavone
Director Nacional, Sacerdotes Por La Vida

Click here to leave a comment for
the article above.






Por encima de mis posibilidades

Wednesday, October 27th, 2010





 

Hace poco nos sorprendieron con la afirmación de Barack Obama que dice que la pregunta sobre el momento a partir del cual un bebé tiene derechos humanos está más allá de sus posibilidades. En un foro en la iglesia Saddleback dijo: “… ya sea que uno lo mira desde una perspectiva teológica o desde una perspectiva científica, la respuesta específica a esa pregunta… está por encima de mis posibilidades.”

Eso es, por supuesto, exactamente lo mismo que dijo la Corte Suprema en Roe vs. Wade, la decisión que legalizó el aborto en los Estados Unidos durante los nueve meses de gestación. Frente a una pregunta incómoda, la mayoría respondió:

“No tenemos que resolver la difícil cuestión sobre el comienzo de la vida. Cuando aquellos que han sido entrenados en las disciplinas médicas, filosóficas y teológicas son incapaces de alcanzar consenso, a esta altura del desarrollo del conocimiento humano, el poder judicial no está en condiciones de especular sobre la respuesta a esta pregunta.” [410 U.S. 113, 159]

¿Qué debemos pensar de quienes se expresan de esta forma? ¿Es un vicio o una virtud? ¿Acaso hacen un esfuerzo deliberado para evitar jugar a ser Dios, o demuestran una cobarde falta de voluntad de afirmar los derechos de otros seres humanos?

Algunos dicen que el gobierno no debería involucrarse en la decisión privada y personal del aborto. No saben lo acertados que están. El gobierno se “involucró demasiado” en la decisión de abortar cuando la legalizó. A pesar de su profesión de ignorancia sobre el hecho de que lo que se aborta sea una vida humana que ya ha comenzado, la Corte Suprema declaró sin embargo que “la palabra ‘persona’ tal como se usa en la decimocuarta enmienda, no incluye a los no nacidos.” [410 U.S. 113, 158]. ¿A qué nivel del gobierno reside la posibilidad de definir los límites de los derechos humanos y los límites a la protección de la familia humana? ¿Desde cuándo el gobierno determina quien califica para tener derechos humanos?

Apelar a la ignorancia sobre quien tiene derechos humanos es un abandono escalofriante de la propia responsabilidad. Algunos podrán pensar que es un esfuerzo para “no jugar a ser Dios” pero en realidad es exactamente lo opuesto: creerse dios. Podemos decir que no estamos decidiendo, pero en realidad no podemos escapar a la decisión, o protegemos a cada ser humano o empezamos a decidir a quien excluir.

Esto suscita dos pensamientos. Uno de sentido común y otro a partir de la Sagrada Escritura. El sentido común nos dice que si alguien está cazando y no sabe si lo que se mueve atrás de un arbusto es un oso o un hombre, debe evitar disparar hasta que esté seguro. En otras palabras, la duda lleva a multiplicar las precauciones, nunca a abandonarlas.

Más aún, la Escritura nos dice que el hombre que cometió el primer asesinato dijo ser ignorante sobre el destino de aquel a quien había matado. “¿Dónde está tu hermano?”, le preguntó Dios a Caín. “No se”, fue su respuesta. Era mentira y como tal no excusa a Caín ni a la Corte Suprema ni a nadie más a eludir su responsabilidad en la protección de sus hermanos más vulnerables.

Click here to leave a comment for
the article above.






Votando por Vitae

Tuesday, October 26th, 2010





  

Uno de los párrafos más impresionantes, audaces y cuerdos que jamás se hayan escrito sobre el impacto del aborto en el bien común es el parágrafo 20 de la encíclica del papa Juan Pablo II Evangelium Vitae (El Evangelio de la Vida). Es un gran antídoto contra un modo de pensar que afirma que podemos elegir a un candidato “pro-elección” (“pro-choice”) porque “el resto de sus propuestas son buenas”. Es sencillas empezar a contar las propuestas en las que pensamos que el candidato ha “acertado” y ver que candidato tiene el mayor número de aciertos o de propuestas “católicas”. Pero es una forma muy superficial y sesgada de hacer un análisis moral. Sería lo mismo que decir a un simpatizante del terrorismo: “Estoy en desacuerdo con Ud. en la cuestión del terrorismo, pero ¿cuál es su programa para el cuidado de la salud?”

El parágrafo 20 de Evangelium Vitae comienza mostrando la imposibilidad radical y práctica de vivir con las implicaciones “pro-elección”. La misma ilusión que nos lleva a pensar que podemos separar otros “derechos” del derecho a la vida. Pero los derechos humanos están conectados integralmente. Si eliminamos la base para el respeto a la vida habremos eliminado la base de todos los derechos humanos. Como dice el papa: “Entonces todo es pactable, todo es negociable.”

El papa apunta después a la noción que afirma que si el aborto ha sido legalizado siguiendo procedimientos democráticos, éso es todo lo que importa. Dice: “Parece que todo acontece en el más firme respeto de la legalidad… en realidad estamos sólo ante una trágica apariencia de legalidad, donde el ideal democrático, que es verdaderamente tal cuando reconoce y tutela la dignidad de toda persona humana, es traicionado en sus mismas bases: « ¿Cómo es posible hablar todavía de dignidad de toda persona humana, cuando se permite matar a la más débil e inocente?”

Juntamente con esto, tiene las palabras más duras que jamás se hayan escrito sobre lo que ocurre cuando se legaliza el aborto: “De este modo la democracia, a pesar de sus reglas, va por un camino de totalitarismo fundamental. El Estado deja de ser la « casa común » donde todos pueden vivir según los principios de igualdad fundamental, y se transforma en Estado tirano, que presume de poder disponer de la vida de los más débiles e indefensos… Cuando se verifican estas condiciones, se han introducido ya los dinamismos que llevan a la disolución de una auténtica convivencia humana y a la disgregación de la misma realidad establecida. Reivindicar el derecho al aborto, al infanticidio, a la eutanasia, y reconocerlo legalmente, significa atribuir a la libertad humana un significado perverso e inicuo: el de un poder absoluto sobre los demás y contra los demás. Pero ésta es la muerte de la verdadera libertad.”

“La disgregación de la misma realidad establecida… totalitarismo…la muerte de la verdadera libertad”. En otras palabras, el “bien común” no puede coexistir con el aborto legal. Los mismos cimientos de la civilización colapsan. Parece que el aborto es mucho más que una cuestión entre otras.

Padre Frank A. Pavone
Director Nacional

Sacerdotes Por la Vida

 

 

Click here to leave a comment for
the article above.






Sí, funciona

Monday, October 25th, 2010





Algunos colegas míos en el movimiento pro-vida han dicho alguna vez generalizando que mostrar las fotos de bebés abortados “no funciona” o es “contraproducente”. Dicen que la gente ya sabe que el aborto es malo y que ver las fotos lo único que hace es alejarlos de nuestro movimiento. Dicen, además, que las fotos no van a convencer a nadie para que no se haga un aborto.

Quiero presentar evidencia en el sentido contrario. He aquí tres de los cientos de mensajes de correo electrónico que recibo de gente que ve las fotos en www.priestsforlife.org/images.

  1. “Hasta que visité este sitio era pro-elección (pro-choice). Pensé que iba a hacer una búsqueda en Internet para ver exactamente lo que implica un aborto. Después de ver las imágenes en su página, no cabía otra decisión. Me di cuenta que cualquier dificultad que me acarreara tener este bebé en este momento sería más fácil que vivir con la culpa que sabía imposible de superar si me hacía un aborto. Las fotos tuvieron un efecto muy fuerte en mí. Me ayudaron a ser fuerte y darme cuenta que Dios hizo posible este embarazo y que era su elección y no la mía que continuara o no.”
  2. “Hola, soy una mujer de dieciséis años y acabo de terminar de mirar las fotos en su sitio y leer lo que realmente ocurre durante un aborto. Hasta hace cinco minutos era extremadamente pro-elección. Gracias a su sitio en Internet me doy cuenta que el aborto no es una elección relacionada con el cuerpo de la mujer… se trata de la VIDA de un BEBE. Nunca antes me di cuenta de lo horrible y desconsiderado que es el aborto. Quizás porque nunca había visto las fotos o leído descripciones reales de un aborto. Quizás tenía temor de saber la verdad. Pero a los tres minutos de ver su sitio, mi cara estaba cubierta de lágrimas. Era doloroso mirar esas fotos. No puedo explicar lo agradecida que estoy que me hayan mostrado la verdad del aborto. Que Dios los bendiga.”
  3. “Muchas gracias por su sitio de Internet. Tengo 14 semanas de embarazo y mi pareja quiere que aborte… así que lo pensé. Entré al Internet para ver cuanto me costaría y así llegué a su sitio. Quería ver que pasa y como son a las 14 semanas de gestación. Gracias por su sitio. No lo haré. No puedo cometer un asesinato. Sería lo mismo que matar mis propios hijos a su edad. Es un sitio extraordinario. Todos deberían visitar este sitio antes de considerar un aborto. Todos necesitan ver esto para determinar si son capaces de vivir consigo mismos después de hacerlo.”

Hay muchos otros mensajes similares en www.priestsforlife.org/images.

Ahora, si hay quienes prefieren no usar las fotos, no hay problema. Hay otros que sí lo harán y hay otras formas de hacer trabajo pro-vida. Pero, por favor, no digan que las fotos no funcionan. Ciertamente funcionan.

 

Click here to leave a comment for
the article above.






El hombre también sufre por el aborto

Friday, October 22nd, 2010





Lamentablemente, la ley en Estados Unidos no protege al hombre en lo que al aborto se refiere. Si su mujer se quiere practicar un aborto, la ley afirma que ella tiene derecho a eso, pues la criatura está dentro de su cuerpo y, según dicen, “ella puede hacer con su cuerpo lo que estime conveniente”. El hombre, legalmente, no puede hacer nada para defender a su hijo, para salvarle la vida. La ley no le ampara.

Ocurre muchas veces que el hombre oculta que la mujer se practicó un aborto en contra de la voluntad de él. Por supuesto, esto tiene una repercusión en la relación del hombre y la mujer. Y, en muchos casos, la relación llega a romperse al no poder él seguir teniendo confianza en una mujer que fue capaz de matar a su hijo a espaldas de él o contra su voluntad.

Todo esto le crea al hombre síntomas de depresión y ansiedad, sobre todo por no haber podido salvar la vida de su hijo. Con el tratamiento de psicoterapia se puede llegar a cerrar la herida, pero siempre va a quedar la cicatriz. O sea, el recuerdo de lo que para él resultó ser una tragedia en vez de una gran alegría, lo que hubiera sido posible si hubiera tenido a su hijo.

Frecuentemente, el hombre piensa cómo habría sido su hijo, especialmente cuando ve niños a su alrededor. Todo esto le puede crear, consciente o inconscientemente, reacciones de rechazo hacia las mujeres y una gran desconfianza, pues teme volver a vivir la situación que tanto le traumatizó. Esto podría desencadenar un mecanismo psicológico que le podría llevar de la impotencia sexual a la promiscuidad, pues al no sentir confianza en las mujeres, ni consideración ni respeto, las usa para saciar sus instintos físicos.

A veces, el hombre se identifica con el hijo que le mataron, con la diferencia de que él sí se podría haber defendido, cosa que su hijo no pudo hacer y él tampoco lo pudo defender. A veces, al hacer consciente esta experiencia, siente una gran conmoción y llora, pues está reviviendo aquellos momentos que jamás podrá olvidar.

Nota: El Dr. Iglesias es psiquiatra y reside en Miami, Florida, U.S.A.

por el Dr. Alberto Iglesias

 

Click here to leave a comment for
the article above.






Principios de la Acción Pro-Vida

Thursday, October 21st, 2010





El movimiento pro-vida de los Estados Unidos es fuerte y bien organizado; más aún que en el resto del mundo. Es vasto y complejo, y comprende una gran variedad de actividades, organizaciones y personas de todas las edades y clases. Las principales actividades del movimiento incluyen ofrecer alternativas al aborto, intervenir directamente para salvar bebés, educar, cabildear, y dar alivio a las mujeres que han tenido abortos.

Según las estadísticas, por cada 50 horas que una persona dedica a cualquier actividad pro-vida, se salva una vida.

El movimiento pro-vida puede ser aún más efectivo si cada uno de nosotros percibe claramente los retos específicos que existen en estos tiempos, y adopta las soluciones dictadas por dichos retos, no por lo que es cómodo o conocido. Se puede ayudar a la causa tomando en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Hay una necesidad urgente de reclutar personas que participen en las actividades pro-vida. Todo cuanto hacemos, incluyendo las oraciones, requiere personas comprometidas para hacerlo. Todos deben reconocer que hay un lugar para cada cual en el movimiento, y pueden utilizarse las aptitudes de todos.

2. Es necesario adiestrar a las personas que reclutamos. Hay programas de activismo pro-vida, que ayudan a contrarrestar el gran número de activistas que se pierden. El adiestramiento proporciona la perspectiva necesaria para trabajar eficazmente y evitar el desaliento. (Para información sobre los programas de entrenamiento, llamar a Sacerdotes Pro-Vida, Tel. (718) 980-4400 o 888-PFL-3448.)

3. Los partidarios pro-vida requieren planes a largo plazo para hacer que no se siga dando muerte a los bebés. Este plan no solo debe ser una reacción hacia las actividades de la parte contraria. Más bien, debe reflejar nuestras metas, tratando de alcanzarlas en forma deliberada y efectiva.

4. El movimiento requiere más profesionales a tiempo completo que dediquen sus conocimientos en las distintas ramas al servicio del problema de los abortos. Hay seminarios sobre medios de levantar fondos para quienes desean trabajar a tiempo completo en el movimiento, pero carecen de medios económicos para sostenerse. (Llamar al Centro de Reforma Bioética, Tel. 1-800-959-9775.)

5. Quienes luchan contra el aborto tienen tanto derecho a concentrarse en el aborto, al igual que AA tiene derecho a concentrarse en los alcohólicos, o la Sociedad Americana contra el Cáncer concentrarse en el cáncer. Aunque todos debemos tener interés en cualquier ataque a la vida humana, los grupos pro-vida no deben pensar que están obligados a atender todos los males que existen bajo el sol. Este sería un desperdicio de energías imprudente, impráctico e injusto, hasta el punto de no poder lograr mucho en ningún aspecto. Tenemos que insistir en que termine el aborto, sin dar disculpas por nuestra insistencia.

6. Es esencial comprender que más y más personas que apoyan el aborto admiten que realmente se está matando una criatura, pero dicen, ¿Y qué más da? Aún así debe ser a opción de la mujer. Aquí tenemos un problema llamado “relativismo”. Hay quienes creen que pueden decidir cuál es el bien y cuál es el mal. Creen que el valor de una persona depende del valor que ellos quieran darle a esa persona.

Por lo tanto, para responder a esto el movimiento pro-vida no sólo tiene que educar a las personas en cuanto a la naturaleza del bebé y del aborto, sino también sobre la naturaleza de la moralidad en sí. Tenemos que demostrar lo peligroso y absurdo que es el relativismo.

7. El aborto es malo para todos , no sólo para los Cristianos. Los partidarios pro-vida deben tener la oportunidad de presentar su mensaje tanto en términos religiosos como seglares, con argumentos tomados de fuentes reconocidas por personas sin religión. De otro modo, queda la puerta abierta para que la parte contraria coloque la posición pro-vida en una categoría exclusivamente “de creencia religiosa” para luego considerarse ajenos a ella basándose en la “libertad de religión”. El hecho es que en cuanto a “libertad de religión” el aborto es tan intolerable como el robo.

8. Al inspirar al público hacia una firme posición pro-vida, no es suficiente lograr que “sean pro-vida” es decir, que reconozcan su oposición al aborto. Hay que llevarlos al punto que estén dispuestos a persuadir a otros que no obtengan abortos. De hecho, ya la mayoría de los americanos se openen a gran parte de los abortos. Pero, siguen los abortos porque demasiadas personas no quieren “imponer su moralidad” sobre los demás. Esta no es una simple cuestión de moralidad, sino de justicia. La justicia exige no solo que pensemos como es debido, sino que ¡tomemos las medidas necesarias para proteger a la víctima.!

9. El aborto es un fenómeno local. Aunque debemos continuar nuestras gestiones con el gobierno, los abortos no se realizan en los salones del Congreso. Ocurren al doblar de la esquina. Tenemos que asegurarnos que al dirigir nuestra atención a Washington no estamos olvidando nuestras comunidades locales. Los partidarios pro-vida tienen que dar respuesta local al aborto identificando donde ocurren las muertes, y quién las lleva a cabo, protestando en las fábricas de abortos locales y ofreciendo ayuda local concreta a las mujeres que la necesiten. El problema no es tanto quién ocupa la Casa Blanca, sino más bien que ¡nosotros estemos ocupando nuestras casas!

10. Los abortos se basan en una doble mentira:

a) el “feto” no es un ser humano igual a nosotros, y

b) el aborto ayuda a las mujeres.

Siempre tratando de contrarrestar la primera mentira, tenemos que llamar la atención a la segunda. El aborto le hace daño a las mujeres, físicamente al igual que psicológicamente, y hoy más que nunca hay evidencia de esto. Tenemos que propagar esta verdad. Muchas mujeres endurecen su corazón contra la criatura, pero sin dejar de preocuparse por su propio bienestar.

Al demostrar que ser pro-vida significa ser pro-mujer, contrarrestamos los esfuerzos de quienes son pro-abortos y quieren aparecer como defensores de los “derechos de las mujeres”. El verdadero interés en la mujer se demuestra con la posición pro-vida.

El mensaje pro-vida no es “ama a la criatura y olvídate de la mujer.” Ni tampoco puede creerse el mensaje pro-aborto de “ama a la mujer matando a la criatura.” La única posición razonable, que es la que mantiene el auténtico movimiento pro-vida, es: “¿Por que no los amamos a los dos?”

Padre Frank A. Pavone
Director Nacional

 

Click here to leave a comment for
the article above.






Una mirada crítica a los CAM

Tuesday, October 19th, 2010





Hay pocas cosas que nos inspiren más en el movimiento pro-vida que la labor generosa y hasta heroica de aquellos que trabajan en los aproximadamente 3000 Centros de ayuda a la mujer embarazada que existen en todo el país. Existen más centros de ayuda que clínicas de aborto y la mayoría del movimiento pro-vida, aunque Ud. nunca se enterará a través de los medios de comunicación, se compone de gente que provee ayuda financiera, médica, legal, religiosa y apoyo emocional para que las madres no cedan a la tentación de abortar.

Sin embargo existe un desafío. ¿Están estos centros ayudando a mujeres que realmente están tentadas a abortar? Hay quienes afirman lo contrario. Por ejemplo, un centro que reporta haber “atendido 1450 mujeres en un año” también señala que solamente 450 de ellas se hicieron una prueba de embarazo. De estas, solo 150 estaban embarazadas, y de ese grupo, sólo 15 estaban considerando un aborto. Ciertamente asistir a mujeres embarazadas que jamás considerarían hacerse un aborto es parte integral del servicio cristiano. Pero el movimiento pro-vida tiene que asegurarse que su misión fundamental de detener el aborto, se alcance. Tenemos que atraer a nuestros centros a mas mujeres que consideran el aborto como una opción.

Un paso decisivo en esta dirección es el esfuerzo por transformar a los centros de ayuda en clínicas médicas. La ventaja sería que estas clínicas serían supervisadas por un médico y podrían administrar pruebas de embarazo, disponer de equipos de ultrasonido, hacer análisis de enfermedades de transmisión sexual y hacer diagnósticos. Una estudio de Advanced Market Research llevado a cabo en 1999 mostró que apenas poco mas del 10 % de los centros eran clínicas médicas, pero que la mitad planeaba cambiar de status. Es importante destacar que entre aquellos que se transformaron, el porcentaje de personas proclives al aborto que atendieron se duplicó y el número de estas que cambiaron de opinión y eligieron la vida aumentó un 14 %

¿Qué podríamos hacer para colaborar con este esfuerzo?

  1. Informarnos. Consultando al National Institute of Family & Life Advocates – Instituto Nacional de Abogados de la Familia y la Vida.(NIFLA) (www.nifla.org) que asiste a los centros de ayuda para que se transformen en clínicas.
  2. ¡Se buscan médicos Pro-Vida! ¡Si Ud es, o conoce un médico que estaría dispuesto a trabajar como voluntario parte del tiempo para supervisar una clínica médica, contáctenos! “Supervisar” no implica la presencia del doctor en la clínica.
  3. ¡Discuta esta idea! Mucha gente puede asistir con ayuda legal, pueden requerirse reformas en las instalaciones físicas, tecnología de ultrasonido y marketing.
  4. Se han presentado proyectos de ley en el Congreso para financiar a estas clínicas médicas de manera que puedan obtener el mejor equipo de ultrasonido. ¡Infórmese y apoye estos proyectos legislativos!

NIFLA espera poder transformar 1000 centros de ayuda a la mujer en clínicas hacia el año 2010. No hay tiempo que perder. ¡Vidas dependen de ello!

En definitiva, existe una lección para todos los que hacemos trabajo pro-vida. Nunca debemos estar satisfechos, y siempre debemos tratar de incorporar las mejores prácticas profesionales a nuestro movimiento. ¡Los que asesinan niños lo han hecho por décadas, nuestra causa es mucho más justa!

Fr. Frank Pavone
Director Nacional, Sacerdotes Por La Vida

Para mas informacion escribanos a

 cartas@saceredotesporlavida.org

Click here to leave a comment for
the article above.






Un abrazo

Monday, October 18th, 2010





Querida amiga:

Si te sientes agobiada por el peso de la conciencia después de practicarte un aborto, no dejes pasar la oportunidad de asistir al Encuentro terapéutico que la organización “No Más Silencio” te ofrece. No dejes pasar la oportunidad de enfrentar tus sentimientos y descargar tu alma del peso que llevas.

El Encuentro terapeútico te sirve de base para seguir adelante y liberarte de sentimientos de culpa y afrontar tu vida desde otra perspectiva. No temas ser juzgada, porque nadie lo hará. Lo hecho, hecho está. El problema a veces no es tomar la decision, sino vivir con ella.

La manera en que enfrentas tus decisiones, te deja vivir y de eso se trata. Tú eres valiosa, eres importante. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar al soltar tus miedos y asistir a un encuentro rejuvenecedor para tu espíritu.

La vida nos presenta batallas en las que no queda otro remedio que ser guerreros aún sin serlo. Así enfrentamos la lucha en un momento determinado, sin estar preparados. Las circunstancias, las actitudes y las posibilidades que tenemos, nos guían. No por ello tomamos las decisiones acertadas aunque esas eran las intenciones. No se trata de perder o ganar, a veces se trata solo de sobrevivir. Así fué al momento de tomar la decision que ahora lamentas.

Ten confianza y abre tu corazón, asiste al Encuentro y recupera la alegria de vivir, de volver a empezar, de volver a ser tú misma. Yo lo hice.

Un abrazo,

Cecilia M

No Mas Silencio

http://www.nomassilencio.com

 

Click here to leave a comment for
the article above.






La Viña de Raquel Curando el Dolor del Aborto

Friday, October 15th, 2010





 

 

 

 

 

 

Los fines de semana de la Viña de Raquel son una oportunidad maravillosa para cualquier persona que ha batallado con el dolor emocional y espiritual del aborto. El fin de semana es un proceso bien específico diseñado para ayudarte a experimentar la misericordia y compasión de Dios. También es una oportunidad para deshacerse de los sentimientos de rabia, vergüenza, culpa, y dolor que has tenido reprimidos.

Cada fin de semana está corrido por voluntarios quienes están bien comprometidos con tus necesidades. Muchos de los facilitadores han sufrido la misma pérdida.

El fin de semana es una oportunidad para escapar de la presión diaria para enfocarte en las emociones enterradas del pasado a la luz de los síntomas presentes y ser sanados mediante un proceso de apoyo sensible al trauma.

Cada año hombres y mujeres sufren los efectos posteriores al aborto entre los que pudieran encontrarse.

  • Ataques de llanto
  • Desordenes alimenticios
  • Depresión
  • Culpa
  • Intenso dolor / aflicción
  • Enojo / Cólera
  • Entumecimiento emocional
  • Baja autoestima
  • Abuso de drogas y alcohol
  • Flechazos y pesadillas
  • Impulsos suicidas
  • Miedo al embarazo / mujeres embarazadas
  • Ansiedad / ataques de pánico
  • Abortos repetidos / embarazos en crisis
  • Dificultades relacionales
  • Inhabilidad para perdonar a otros y a sí mismo
  • Temor al castigo de Dios

La Viña de Raquel provee un ambiente seguro en el que no se juzga. El fin de semana le ayudará a tu alma a encontrar una voz, y a transformar el dolor del pasado en esperanza y amor.

“Terapia para el Alma”

Para más información sobre los fines de semana
ofrecidos cerca de usted visite:
www.rachelsvineyard.org
O llame confidencialmente al
1-877-HOPE-4-ME
(1-877-467-3463)
301-300-1997 (Espańol)

Click here to leave a comment for
the article above.