Testimonies

Sarian's 2022 March for Life Testimony

Sarian
       
Bendiciones, soy Sarian Andino Delgado de Puerto Rico. Fui madre primeriza aún siendo adolescente a mis 17 años, y desde el día que me enteré nació en mi corazón un amor y autoridad de proteger a mi hijo. Fue años después que comienzo una relación con mi actual esposo que al formalizar nuestra relación planificamos tener nuestro primer hijo juntos. Cuando nuestro hijo tenía 9 meses de nacido, nuevamente estaba embarazada pero nuestra relación habia cambiado y era inestable. El temor de tener otro hijo es ese momento de crisis matrimonial, nubló  mi corazón protector de madre y decidimos en mutuo acuerdo abortar. Ambos pensamos en el alivio pasajero de esa decisión. Meses después del aborto estaba embarazada otra vez en esa ocasión decidimos apoyarnos como pareja y tener a nuestro hijo. Pero mi embarazo fue de alto riesgo y a los 5 meses de gestación el corazón de mi hijo dejó de latir. Yo sentí que todo lo que ocurrió fue un castigo por haber abortado anteriormente. Por las complicaciones de salud que tuve durante ese aborto natural, el doctor me recomendó que no volviera a quedar embarazada, sus palabras me marcaron para siempre.  

Un año después la alegría de volver a ser madre se transtornó por el recuerdo del trauma causado por mi aborto natural y sobre todo por las palabras del doctor cuando me dijo: “Si caes embarazada otra vez te puedes morir y tu bebé también”. El terror de morirme y dejar a mis hijos sin madre se apoderó de mi y me afectó emocionalmente, por última vez tomamos la decisión de abortar a nuestra hija y junto enterré mi ilusión de volver a ser madre. 

Inmediatamente después de mis abortos se desató en mi corazón una culpa y un quebrantamiento que me mantuvo atada a el síndrome de aniversario. Por 10 años sufrí depresión justamente en las fechas de mis abortos. La decisión de abortar a nuestros hijos estuvo a punto de destruir mi matrimonio, mi familia y mi vida. Yo comencé a vivir sin consuelo, sin límites, sin cordura ni amor propio.  

Pero Dios tenia mejores planes para mi vida y la de mi familia, por eso  me guió al Estudio Bíblico Camino a Sanar donde recibí la liberación de la verguenza, el amor incondicional, el perdón genuino y la misericordia infinita que por años sentía no merecía. Gracias a la sanidad plena que Dios me regaló a través de su palabra hoy puedo testificar por mis hijos en el cielo, por mis hijos terrenales, por mi esposo y por mí que por la gracia de Dios, ya no voy a callar más que “Yo soy perdonada y libre”.



Priests for Life
PO Box 236695 • Cocoa, FL 32923
Tel. 321-500-1000, Toll Free 888-735-3448 • Email: mail@priestsforlife.org